22
Marzo
2017
 

Tenerife se encuentra en un lugar estratégico, bañado por el Mar Atlántico frente las costas de Marruecos y el Sahara. Su clima, la riqueza y calidad de sus aguas convierten a la isla en un punto importante en el mundo de los avístame de cetáceos.

Las aguas de canarias se encuentran al sur de las aguas frías del Atlántico y al norte de las cálidas aguas tropicales, y esto hace que las especies de ambos lugares puedan ser avistadas. Que junto con las especies emigratorias, hacen una suma de unas 30 especies cetáceos que pueden verse en las aguas de Tenerife. Esta cifra convierte a canarias en uno de los lugares del mundo con mayor diversidad de cetáceos y el mayor de Europa.

Otro de las características de las aguas de Tenerife es su profundidad de sus aguas, con una media de más de 1000 metros y que puede llegar a unos 2500 metros. En estas profundidades habitan calamares gigantes, alimento favorito de los Cachalote.

Las especies más habituales de ver en estas costas son: calderones tropicales y los delfines mulares. Estos dos cetáceos residen en canarias y se calcula que son más de 700 ejemplares entre los dos. También podemos ver muy fácilmente rorcuales tropicales y delfines moteados.

La otra serie de de especies que son algo más esquivas pero que puedes encontrarte durante determinados momento de el años son: Las orcas, las ballenas jorobadas durante el verano e incluso podemos ver ballenas azules durante el invierno.

También decir que no es solo se pueden ver cetáceos, también podemos ver banco de peces como sardinas o chicharros, tortugas, mantas, etc. La diversidad de las aguas de canarias es muy amplia.

Lo cierto es que Tenerife tiene todo una gran infraestructura orientada al avistamiento de cetáceos. El puerto Colón está lleno de infinidad de barcos y veleros donde se pueden realizar excursiones o tours.

Si estás por la isla y quieres vivir una experiencia diferente e inolvidable, no dudes en visitar nuestra web e informarte más sobre las excursiones.

7890 visitas