Está usted en la zona:
Zona Sur
 
 
TU COMPRA
19
Febrero
2018
 

 Sin duda los canarios vivimos en un paraíso natural. Una de sus maravillas que, particularmente, me asombra es la variedad en lo que al clima se refiere. Es increíble pensar que tenemos más de 200 microclimas en toda la isla de Tenerife.

 

 En repetidas ocasiones, en el aeropuerto norte podemos escuchar cómo la gente se queja e incluso bromean con el hecho de haberse equivocado de destino ya que se encuentran con unas temperaturas nada apetecibles. Lo que estas personas no saben, es que en ese mismo instante, la gente que ha aterrizado en el aeropuerto sur, está disfrutando de un magnífico sol y una temperatura envidiable de unos 23 grados de media.

 Si hiciéramos una multillamada entre varias personas que se encuentran en distintos puntos de la isla, nos daríamos cuenta de que cada uno está con un clima diferente, muchos de ellos, con menos de 15 kilómetros de distancia. En un mismo día podemos disfrutar de un día soleado y ventoso en El Médano, calor sin nada de viento en Los Cristianos, nublado en Puerto de la Cruz, un día lluvioso en Los Realejos, un poquito de frío en Granadilla o un calor abrumador en Costa Adeje. Es verdaderamente increíble.

Playa de Las Americas

 Recomiendo sin duda dos de nuestras excursiones con las que se puede vivir en primera persona este fenómeno: Vuelta a la Isla y Teide-Icod-Garachico-Masca.

 

En la Vuelta a la Isla saldremos de Las Américas donde seguramente tengamos un clima estupendo, luego pasaremos por Los Gigantes el cual guarda la característica de ser el punto más caluroso de la isla, e iremos en dirección al norte de la isla, donde las temperaturas bajan drásticamente. La siguiente parada será Garachico donde ya podremos notar el frío mientras disfrutamos de las maravillosas vistas de sus piscinas naturales y su paisaje volcánico. Una vez llegamos a Icod de los Vinos, podemos entrar en calor con un buen vino o admirar El Drago Milenario. Pararemos a comer en Puerto de la Cruz, un precioso pueblo lleno de jardines y calles dignas de admirar. Allí probablemente tengamos un día nublado por culpa de lo que los canarios llamamos “Panza de Burro”, una gran nube, fiel compañera del Puerto. Para concluir iremos a La Candelaria donde recuperaremos de nuevo el buen tiempo con el que empezamos la excursión por la mañana y visitaremos la basílica o sus característicos guanches.

Barranco de Masca 

La otra excursión es Teide-Icod-Garachico-Masca. Se empieza visitando El Teide, allí enseguida notaremos el frío propio del lugar y la baja de las temperaturas ya que son unos cuantos grados menos. También se aprecia claramente el cambio de altitud. Disfrutaremos del paisaje de Las Cañadas del Teide y todo su entorno volcánico. El siguiente sitio a visitar será Icod de los Vinos donde haremos nuestra parada para almorzar. Es un must visitar el “Drago Milenario” o catar algo de sus vinos y quesos. Más tarde nos encaminaremos hacia Garachico, un pueblo pesquero de gran interés cultural con un rico patrimonio arquitectónico y un bellísimo paisaje volcánico. Como punto final, iremos al pequeño pueblo de Masca. En mi opinión, es uno de los lugares más maravillosos de la isla. Allí podemos encontrar profundos barrancos y acantilados que terminan en el Océano Atlántico entre la vegetación y las curvadas carreteras.   Tiene reputación de haber sido un escondite para los piratas. El caserío de Masca conserva la mejor muestra de arquitectura rural de toda la isla. Aprovechando la tesitura, no tengo otro remedio que recomendar la ruta del acantilado de Masca, una ruta de 3 a 4 horas aproximadamente por el barranco de Masca, es un lugar espectacular y  merece muchísimo la pena hacerlo. Una vez terminas la caminata puedes volverla a hacer pero subiendo o coger un barco que te lleva hacia los Gigantes.

6628 visitas